¿Qué hay detrás del Black Friday y Cyber Monday?

El 29 de noviembre está a la vuelta de la esquina, y son muchos los comercios que se preparan para la avalancha de clientes en el “viernes negro”. El último viernes de noviembre vendrá cargado de auténticos descuentos, propiciando el adelanto de las compras navideñas. Muchos consumidores tienen marcada esta fecha en su calendario, aunque quizás no tengan muy claro el origen del Black Friday. ¡Descubre cómo nació y algunas de sus curiosidades!

El Crack del 29 en Estados Unidos recoge el nacimiento del “viernes negro”.  En plena crisis estadounidense, la ciudad de Philadelphia decidió abaratar los precios de los productos para darles salida, ya que muchos artículos se quedaban sin vender ante la falta de consumismo. Los grandes almacenes consiguieron reducir sus pérdidas y, poco a poco, salieron para adelante ante la grave situación económica.

La medida adoptada por algunos comercios, le resultó interesante al presidente de Estados Unidos, Franklin Roosevelt, quien vio en el Black Friday una estrategia para adelantar una semana en el calendario los días de venta de productos y regalos navideños justo antes de la cena del Día de Acción de Gracias, una festividad muy reconocida en el país norteamericano.

En España y resto de países de Europa, el responsable de la llegada de este día de auténticos “chollos” es internet. La globalización ha conectado los mercados de todo el mundo, trasladando muchas de sus costumbres. En España, las empresas norteamericanas establecieron esta tradición hace apenas una década, lo que generó una gran expectación en los consumidores que no podían creer cómo en una fecha tan cercana a las festividades navideñas estuviera llena de auténticos descuentos. El resultado tuvo un efecto en cadena: cada año más empresas se sumaban a la iniciativa con ofertas y descuentos.

De esta manera, el “viernes negro” ha generado un gran revuelo por allá donde ha ido: avalanchas de clientes, atascos en las carreteras o bajas laborables al día siguiente de numerosos trabajadores. Por ello, el término del día negro fue cogiendo “forma” en una jornada caracterizada por el aumento masivo del consumo. Una consecuencia positiva para los comercios, ya que muchas tiendas aprovechan y amplían sus ofertas y descuentos a lo largo de la semana.

Lo mismo sucede con el Cyber Monday: una de las fechas más importantes en cuanto a compras online. Esta campaña, celebrada por primera vez en 2005, tuvo la idea de incentivar a las compras online, ya que por aquella época la tienda online no estaba consolidada. ¿Y por qué un lunes? La idea por aquel entonces fue muy innovadora: los usuarios no disponían de internet a alta velocidad en casa y por lo tanto aprovechaban la red en sus puestos laborables para hacer compras online. Así, se incentivó las compras online y, poco a poco, se fue consolidando el mercado del ecommerce gracias a la eficiencia del sector.

Por lo tanto, estas campañas tuvieron al principio la idea de aumentar las compras de forma física con el Black Friday y de forma digital con el Cyber Monday. Aunque hoy en día, esta distinción se ha extinguido en ambas y las ofertas de las campañas se han trasladado tanto al medio online y offline.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s