Cómo aportar nuestro granito de arena al turismo sostenible

Según los resultados de las últimas encuestas sobre movimiento y gasto turísticos publicados por el INE durante el pasado verano, en los seis primeros meses de 2019 recibimos en España a 38 millones de visitantes, cifra que supone un nuevo récord para el país y un incremento del 3,2% con respecto a las registradas durante el mismo semestre de 2018. El impacto de su visita en la economía ha sido positivo, ya que los turistas gastaron un total de 9.696 millones de euros durante el semestre, cantidad que representa un aumento del 3,5% con respecto al porcentaje de gasto registrado el año pasado durante el mismo periodo.

Y eso en los meses en los que el turismo es menos intenso. Para percibir la magnitud que alcanza el fenómeno en verano basta observar que, según también cifras de INE, más del 23% de las personas que decidieron visitar España durante el primer semestre llegaron en junio. Eso significa que a lo largo de sus treinta días pasaron por la piel de toro 8,8 millones de turistas.

Como sabemos desde hace años, el turismo dinamiza muchos sectores de nuestra economía y es una de las principales fuentes de ingresos para el país. A escala internacional también es una actividad importante y en constante crecimiento. Según el último barómetro del Turismo Mundial publicado por la OMT, durante el primer trimestre de este año el turismo internacional creció a un ritmo del 4%.

Amén de sus efectos económicos positivos el turismo también tiene repercusiones negativas, que afectan tanto al medio ambiente como a la vida cotidiana de quienes habitan las ciudades que reciben más visitantes.

A escala global, según los datos aportados por el primer estudio sobre el impacto ambiental del turismo, realizado por investigadores de la Universidad de Sidney y publicado en la revista Nature Climate Change, la actividad genera ya el 8% de las emisiones de gases de efecto invernadero que afectan al planeta. Ya en 2013 el sector cuadruplicó las cifras estimadas de su huella ecológica, al generar 4.500 millones de toneladas métricas de C02. De seguir la tendencia alcista actual y no cambiar nuestros hábitos, se estima que en 2025 el turismo llegará a generar 6.500 toneladas métricas de CO2.

Teniendo en cuenta lo expuesto, no es de extrañar que cada vez se hable más del “turismo sostenible”. Según lo define la propia Organización Mundial del Turismo (OMT) es aquel que tiene en cuenta las repercusiones económicas, sociales y medioambientales que ocasiona en el entorno y las comunidades anfitrionas, y establece pautas para poder alcanzar un equilibro que permita satisfacer las necesidades de los visitantes y, al tiempo, hacer la industria más respetuosa con la salvaguarda del medio ambiente.

Ya en 2003 la propia OMT publicó un documento oficial en el que hacía varias recomendaciones a los gobiernos para establecer sistemas de certificación nacional de turismo sostenible. En fechas más recientes, multitud de organizaciones han comenzado a publicar algunos consejos para que, a título individual, podamos practicarlo y velar por el cuidado del planeta cuando viajamos tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

¿Qué pautas podemos seguir para convertirnos en turistas responsables? Navegando por la red, hemos encontrado algunas que os acercamos para que podáis tenerlas en cuenta, cuando disfrutéis de vuestras próximas vacaciones. Esperamos que os sean de utilidad.

1-Organiza tu viaje contratando los servicios de compañías que cumplan con los principios del “turismo sostenible”.
2-Sea cual fuere tu destino, utiliza de modo responsable los recursos naturales y energéticos que estén a tu alcance.
3-Evita generar residuos no biodegradables.
4-Elige modos de transporte cuya huella ecológica sea la menor posible.
5-Ayuda al desarrollo económico de la zona que visites consumiendo productos y acudiendo a comercios locales.
6-Respeta el entorno y a la población que reside en él, conociendo y practicando sus costumbres. Como dice el conocido refrán “allí donde fueres, haz lo que vieres”.
7-Infórmate sobre los espacios naturales protegidos o reservas de la biosfera que vayas a visitar en tu lugar de destino, siendo cuidadoso y cauteloso durante tu visita, para no dejar huella alguna que pueda perjudicar el equilibrio del ecosistema.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s